Historia

El CDAN (Centro de Arte y Naturaleza), dependiente de la Fundación Beulas, se inauguró el 27 de enero de 2006. Tras diez años de historia, el museo ha adquirido una madurez y una experiencia que le sitúan como un referente del arte y la cultura contemporánea de Aragón. El origen del museo se sitúa en las sucesivas donaciones de obras de arte pertenecientes a la colección que el pintor José Beulas y su mujer María Sarrate comenzaron a reunir a partir de la década de 1950 del siglo XX.

Estas donaciones se materializaron en una serie de exposiciones que tuvieron lugar en la sala Valentín Carderera, la primera de ellas (I. Obra antigua, 1991) consistió en un conjunto de 28 obras entre óleos, dibujos y acuarelas de José Beulas anteriores a 1960, en su mayor parte trabajos de juventud y formación en la Escuela de Bellas Artes de la Academia de San Fernando en Madrid. Estas obras se legaron a la ciudad de Huesca, junto a la finca del artista situada en la carretera de Ayerbe, que incluye su vivienda, taller y un jardín (así como el fondo bibliográfico y documental del matrimonio), como agradecimiento del artista a las becas recibidas por el Ayuntamiento y la Diputación de Huesca. La segunda exposición (II. Legado de escultura, 1992) consistió en la donación de un conjunto de 62 piezas escultóricas de variados formatos, técnicas, temas y artistas, entre los que destacan las correspondientes a Venancio Blanco, Jose Carrilero Gil, Joaquín García Donaire y César Montaña (estos dos últimos antiguos compañeros de Beulas en la Academia Española de Bellas Artes en Roma). La tercera exposición (III. Tapices y obra sobre papel) consistía en 28 obras (tapices, acuarelas, dibujos, grabados y litografías) de diferentes artistas pertenecientes a su colección particular. La cuarta, y última exposición, de esta primera donación (IV. Legado de Pintura, 1994) consistió en 64 pinturas de diversos artistas pertenecientes a las vanguardias históricas, a la figuración y abstracción bajo la dictadura de Franco y a la escena artística contemporánea de la democracia. El conjunto de este legado, consistente en un total de 182 obras de arte, fue donado a la ciudad de Huesca con el objetivo de crear un museo de arte contemporáneo municipal que se pensó ubicar en el Palacio de Villahermosa, luego en el Matadero y por último en el edificio Simeón en el Coso Alto. Sin embargo, ninguna de estas iniciativas prosperó y se tuvo que esperar a la creación de la Fundación Beulas en el año 2000 para dar un nuevo impulso al proyecto de museo, el cual se materializo en 2006 con la apertura del CDAN, obra del arquitecto Rafael Moneo.

Desde entonces el CDAN ha pasado por dos etapas, la primera fue dirigida por Teresa Luesma, la segunda por Antonio González, y en ambas se presentaron diversas exposiciones con los fondos de la colección Beulas Sarrate. En julio del 2016 se inicia una tercera etapa bajo la dirección de Juan Guardiola.

Historia

El CDAN (Centro de Arte y Naturaleza), dependiente de la Fundación Beulas, se inauguró el 27 de enero de 2006. Tras diez años de historia, el museo ha adquirido una madurez y una experiencia que le sitúan como un referente del arte y la cultura contemporánea de Aragón. El origen del museo se sitúa en las sucesivas donaciones de obras de arte pertenecientes a la colección que el pintor José Beulas y su mujer María Sarrate comenzaron a reunir a partir de la década de 1950 del siglo XX.

Estas donaciones se materializaron en una serie de exposiciones que tuvieron lugar en la sala Valentín Carderera, la primera de ellas (I. Obra antigua, 1991) consistió en un conjunto de 28 obras entre óleos, dibujos y acuarelas de José Beulas anteriores a 1960, en su mayor parte trabajos de juventud y formación en la Escuela de Bellas Artes de la Academia de San Fernando en Madrid. Estas obras se legaron a la ciudad de Huesca, junto a la finca del artista situada en la carretera de Ayerbe, que incluye su vivienda, taller y un jardín (así como el fondo bibliográfico y documental del matrimonio), como agradecimiento del artista a las becas recibidas por el Ayuntamiento y la Diputación de Huesca. La segunda exposición (II. Legado de escultura, 1992) consistió en la donación de un conjunto de 62 piezas escultóricas de variados formatos, técnicas, temas y artistas, entre los que destacan las correspondientes a Venancio Blanco, Jose Carrilero Gil, Joaquín García Donaire y César Montaña (estos dos últimos antiguos compañeros de Beulas en la Academia Española de Bellas Artes en Roma). La tercera exposición (III. Tapices y obra sobre papel) consistía en 28 obras (tapices, acuarelas, dibujos, grabados y litografías) de diferentes artistas pertenecientes a su colección particular. La cuarta, y última exposición, de esta primera donación (IV. Legado de Pintura, 1994) consistió en 64 pinturas de diversos artistas pertenecientes a las vanguardias históricas, a la figuración y abstracción bajo la dictadura de Franco y a la escena artística contemporánea de la democracia. El conjunto de este legado, consistente en un total de 182 obras de arte, fue donado a la ciudad de Huesca con el objetivo de crear un museo de arte contemporáneo municipal que se pensó ubicar en el Palacio de Villahermosa, luego en el Matadero y por último en el edificio Simeón en el Coso Alto. Sin embargo, ninguna de estas iniciativas prosperó y se tuvo que esperar a la creación de la Fundación Beulas en el año 2000 para dar un nuevo impulso al proyecto de museo, el cual se materializo en 2006 con la apertura del CDAN, obra del arquitecto Rafael Moneo.

Desde entonces el CDAN ha pasado por dos etapas, la primera fue dirigida por Teresa Luesma, la segunda por Antonio González, y en ambas se presentaron diversas exposiciones con los fondos de la colección Beulas Sarrate. En julio del 2016 se inicia una tercera etapa bajo la dirección de Juan Guardiola.

Historia

El CDAN (Centro de Arte y Naturaleza), dependiente de la Fundación Beulas, se inauguró el 27 de enero de 2006. Tras diez años de historia, el museo ha adquirido una madurez y una experiencia que le sitúan como un referente del arte y la cultura contemporánea de Aragón. El origen del museo se sitúa en las sucesivas donaciones de obras de arte pertenecientes a la colección que el pintor José Beulas y su mujer María Sarrate comenzaron a reunir a partir de la década de 1950 del siglo XX.

Estas donaciones se materializaron en una serie de exposiciones que tuvieron lugar en la sala Valentín Carderera, la primera de ellas (I. Obra antigua, 1991) consistió en un conjunto de 28 obras entre óleos, dibujos y acuarelas de José Beulas anteriores a 1960, en su mayor parte trabajos de juventud y formación en la Escuela de Bellas Artes de la Academia de San Fernando en Madrid. Estas obras se legaron a la ciudad de Huesca, junto a la finca del artista situada en la carretera de Ayerbe, que incluye su vivienda, taller y un jardín (así como el fondo bibliográfico y documental del matrimonio), como agradecimiento del artista a las becas recibidas por el Ayuntamiento y la Diputación de Huesca. La segunda exposición (II. Legado de escultura, 1992) consistió en la donación de un conjunto de 62 piezas escultóricas de variados formatos, técnicas, temas y artistas, entre los que destacan las correspondientes a Venancio Blanco, Jose Carrilero Gil, Joaquín García Donaire y César Montaña (estos dos últimos antiguos compañeros de Beulas en la Academia Española de Bellas Artes en Roma). La tercera exposición (III. Tapices y obra sobre papel) consistía en 28 obras (tapices, acuarelas, dibujos, grabados y litografías) de diferentes artistas pertenecientes a su colección particular. La cuarta, y última exposición, de esta primera donación (IV. Legado de Pintura, 1994) consistió en 64 pinturas de diversos artistas pertenecientes a las vanguardias históricas, a la figuración y abstracción bajo la dictadura de Franco y a la escena artística contemporánea de la democracia. El conjunto de este legado, consistente en un total de 182 obras de arte, fue donado a la ciudad de Huesca con el objetivo de crear un museo de arte contemporáneo municipal que se pensó ubicar en el Palacio de Villahermosa, luego en el Matadero y por último en el edificio Simeón en el Coso Alto. Sin embargo, ninguna de estas iniciativas prosperó y se tuvo que esperar a la creación de la Fundación Beulas en el año 2000 para dar un nuevo impulso al proyecto de museo, el cual se materializo en 2006 con la apertura del CDAN, obra del arquitecto Rafael Moneo.

Desde entonces el CDAN ha pasado por dos etapas, la primera fue dirigida por Teresa Luesma, la segunda por Antonio González, y en ambas se presentaron diversas exposiciones con los fondos de la colección Beulas Sarrate. En julio del 2016 se inicia una tercera etapa bajo la dirección de Juan Guardiola.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar