LA ESTELA XXI DE ULRICH RÜCKRIEM SE INSTALA EN EL CDAN

LA ESTELA XXI DE ULRICH RÜCKRIEM SE INSTALA EN EL CDAN

La obra Siglo XXI del artista Ulrich Rükriem, que complementa la pieza Siglo XX (Abiego) del programa Arte y Naturaleza, se instala en los jardines del CDAN.El proyecto ideado por Rückriem para Huesca en 1995  reunía la obra Siglo XX ubicada en un campo agrícola del término municipal de Abiego y la Estela XXI que suponía un vínculo urbano con la ciudad de Huesca y que se situó en el parque Miguel Servet
Esta obra estuvo en su emplazamiento original hasta la llegada del nuevo siglo. Desgraciadamente una enfermedad en los pinos que la rodeaban obligó al ayuntamiento de Huesca  a remodelar la zona del parque con un nuevo tratamiento paisajístico. La estela se retiró y esperó una nueva ubicación en la ciudad. Esta nueva localización, tal y como propone el proyecto, debería ser propuesta y consensuada con el autor. Durante este tiempo, distintas circunstancias personales del artista y diversas propuestas en el plano urbanístico impidieron tomar una decisión sobre su nuevo emplazamiento.
El último patronato de la Fundación Beulas aprobó la colocación definitiva de la Estela XXI en el jardín del CDAN con la intención de tener una presencia física de la colección Arte y Naturaleza en la ciudad, así como entrar en relación directa con el edificio que actúa de referencia de este proyecto. La idea y el entorno físico, pareció apropiada a Ulrich Rückriem, quien propone  además una nueva colaboración expositiva con el centro de arte para próximas fechas.
Rückirem realizó las estelas en la misma cantera donde encuentra la piedra, en Porriño (Galicia) . El bloque de piedra original permanece visible como punto de partida. En las estelas, uno de los temas que más ha trabajado, estudia las diversas formas posibles de dividir una piedra rectangular vertical donde se combinan los procedimientos artesanales con diferentes planteamientos estéticos.
La Estela XXI es sustancialmente diferente de las 20 estelas de Abiego: un bloque de granito, extraído de la cantera y cortado a cuña a una medida precisa, dividido en tres partes. En este caso la parte central recibe tres cortes verticales quedando dividida en cuatro partes iguales. Colocado de nuevo en su posición original, el bloque está hundido hasta su primera fisura horizontal. Las marcas de extracción y las líneas irregulares de fisura enfatizan la operación manual; las proporciones y la combinación de los lados entre sí acentúan la operación artística.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar