RAFAEL MONEO

Paisaje y arquitectura

El edificio que alberga el Centro de Arte y Naturaleza fue encargado por la Fundación Beulas en 1999 al estudio de Rafael Moneo y la fase de construcción se extendió hasta el año 2004.

Posteriormente se realizó la urbanización exterior y el equipamiento museográfico del inmueble para su apertura al público el 27 de enero de 2006.

El CDAN, obra del arquitecto Rafael Moneo Vallés, fue concebido por el autor como un “volumen ondulado y fluido”, que domina la escena acompañado de una serie de construcciones complementarias, formando un perímetro roto y fragmentado, de volúmenes autónomos. La construcción, un tanto barroca y libre, explota la idea de la forma inesperada que va dando el tiempo al paisaje, como sucede en los Mallos de Riglos o e el Salto del Roldán, accidentes geográficos protagonistas del paisaje oscense, dramáticas masas, que han inspirado al arquitecto. Por ello es una obra vinculada en la naturaleza, que no ha pretendido interferir en el paisaje, sino integrarse en él.

La urbanización exterior y su tratamiento paisajístico mantienen su condición agrícola, Moneo piensa en un jardín como un campo cultivado, donde del terreno emerge un volumen ondulado y fluido que nace de un foso/alberca dotándolo de cierto carácter insular.

El edificio no solo se hunde en el terreno sino que sus materiales buscan una
mimetización de la materialidad con su entorno. La simplicidad, la textura y el color de la construcción están pensados para provocar rápida asimilación de la naturaleza como esencia de la propia arquitectura.

#RafaelMoneo

Sala 2

El CDAN realiza muestras individuales de medio formato (no retrospectivas) teniendo en cuenta la paridad de género y a artistas clave del arte moderno y contemporáneo en relación al paisaje.

El edificio que alberga el Centro de Arte y Naturaleza fue encargado por la Fundación Beulas en 1999 al estudio de Rafael Moneo y la fase de construcción se extendió hasta el año 2004.

Posteriormente se realizó la urbanización exterior y el equipamiento museográfico del inmueble para su apertura al público el 27 de enero de 2006.

El CDAN, obra del arquitecto Rafael Moneo Vallés, fue concebido por el autor como un “volumen ondulado y fluido”, que domina la escena acompañado de una serie de construcciones complementarias, formando un perímetro roto y fragmentado, de volúmenes autónomos. La construcción, un tanto barroca y libre, explota la idea de la forma inesperada que va dando el tiempo al paisaje, como sucede en los Mallos de Riglos o e el Salto del Roldán, accidentes geográficos protagonistas del paisaje oscense, dramáticas masas, que han inspirado al arquitecto. Por ello es una obra vinculada en la naturaleza, que no ha pretendido interferir en el paisaje, sino integrarse en él.

La urbanización exterior y su tratamiento paisajístico mantienen su condición agrícola, Moneo piensa en un jardín como un campo cultivado, donde del terreno emerge un volumen ondulado y fluido que nace de un foso/alberca dotándolo de cierto carácter insular.

El edificio no solo se hunde en el terreno sino que sus materiales buscan una
mimetización de la materialidad con su entorno. La simplicidad, la textura y el color de la construcción están pensados para provocar rápida asimilación de la naturaleza como esencia de la propia arquitectura.

#RafaelMoneo
Del 25 de junio al 11 de octubre de 2020

Sala 2

El CDAN realiza muestras individuales de medio formato (no retrospectivas) teniendo en cuenta la paridad de género y a artistas clave del arte moderno y contemporáneo en relación al paisaje.

Category
Actual, CDAN_interior, Colección, Sala 2

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar