Legado obra tapices

Este último apartado está formado por 5 tapices de Carles Delclaux y 1 de José Royo.

Gran presencia en esta colección (física y afectiva) tiene el Tapis de la Creació de Carles Delclaux, según boceto de Joan Miró. Delclaux realizó este proyecto tras la muerte del artista catalán, como homenaje en el centenario de su nacimiento. Este tapiz se expone permanentemente en el hall del CDAN. Se trata de un tapiz de 260 x 250 cm, realizado con más de 100 kilos de lana moaré.

Orla brava, es el título del tapiz de José Royo, en el que se refleja la capacidad creativa y de técnica en las creaciones de sobretejidos y sacos, en las que el trabajo textil, de una gran riqueza de texturas, se combina con costes, rasgaduras, cosidos, zurcidos e integraciones de objetos diversos.

En 2013, José Beulas dona otros 4 tapices de Carles Delclaux inspirados en tres obras del propio Beulas –Rostolls cremats (1988), Campos quemados (1989) y Sin título (1988)-, que muestran el paisaje monegrino mediante la técnica de simplicación y esquematización que utiliza el artista en sus obras, y en una de Manuel Millares con el título de Figura 69. Arpillera (1969), que utiliza la arpillera (pieza textil de estopa) como elemento fundamental de la composición y que pertenece a la última etapa del artista caracterizada por utilizar superficies desgarradas, recosidas y perforadas, en la que la gama cromática se reduce al negro, blanco y rojo, colores distintivos del grupo El Paso.

089Delclaux-Miró