La colección

José Beulas orientó su pasión de coleccionista hacia el arte español del siglo XX; destaca de manera especial la presencia de autores españoles y aragoneses, compañeros de su trayectoria artística. La colección empezó a gestarse en la década de los años cincuenta y se ha ido incrementando con el paso del tiempo, con una especial dedicación a partir de los años ochenta.

Los fondos reflejan, como es habitual en casos semejantes, la personalidad inicial de sus propietarios, tanto sus preferencias estéticas como los encuentros personales con autores en una larga trayectoria vital. El grueso de la colección lo constituyen artistas compañeros de estudios de la Escuela de Bellas de San Fernando de Madrid y de la Academia de Roma, donde estuvo becado José Beulas en los años cincuenta. La mayoría de ellos inició una tímida renovación de la plástica, a través fundamentalmente del paisaje.

BEULAS y esculturas188

La colección se centra en la obra individual de artistas significativos, representados, cada uno de ellos, por una o dos obras que van desde los primeros pintores de paisaje a los creadores expresionistas, informalistas, abstractos, hasta la nueva figuración. Muchos de estos artistas han realizado importantes aportaciones a la historia del arte contemporáneo, otros no llegaron a alcanzar la atención nacional e internacional que desearon, pero todos ellos fueron entrando en este conjunto de carácter generalista y obteniendo reconocimiento a través de la compra del coleccionista.

beulas monegros

Mir, Redondela, Bores, Juan Gris, Ortega Muñoz, Benjamín Palencia, Zabaleta, Saura, Tàpies, Feito, Millares, Viola, Rivera, Pablo Serrano, Broto y Víctor Mira, forman parte de su elenco. Mención especial en la colección merece este último, único artista representado con más de 20 obras. La posición del artista frente al arte, su vida interior, su creación ha provocado en los últimos años en Beulas la necesidad de compartir los vínculos de la pasión por la pintura.

Motivaciones personales o estéticas de raíz subjetiva y personal han encaminado las decisiones de los coleccionistas: coincidencias expositivas en las salas donde Beulas ha ido presentando su obra, amigos de carrera y estudios, preferencias plásticas en la búsqueda e investigación de fórmulas del lenguaje pictórico, muestras de amistad, reconocimiento a los autores por su importancia en el mercado del arte. Diferentes razones y nostalgias han impulsado  la creación de esta colección que con el paso del tiempo ha demostrado una única voluntad: el compromiso adquirido con la difusión del arte contemporáneo español a través de una donación para el futuro.

065Broto-Altanto

 

 

112GRISpierregarrete